La importancia de educar como iguales

Mi hija mayor tiene 13 años y todas las posibilidades a su alrededor. Eso es lo que quiero que sepa con certeza e interiorice para que el hecho de ser mujer no sea un freno ante su desarrollo personal y profesional. Quiero que esté convencida de que podrá lograr lo que se proponga, si le mueve la pasión y trabaja para conseguirlo.

Pero la verdad es que será más difícil para ella que para su hermano. Social e inconscientemente, los adultos, tantos padres (¡y madres!) como profesores (¡y profesoras!), reaccionamos de forma diferente ante la misma acción de una niña y un niño. Nosotros mismos estamos educando y depositando expectativas diferentes según el género.

Leer artículo completo en El Mundo, Nora Kurtin, Sapos y Princesas, 8/3/2015

Artículo recomendado por Francisco Ballesteros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s